Géneros de punto Fabrés

Especialistas desde 1952

Géneros de punto Fabrés

Especialistas desde 1952

Géneros de punto Fabrés

Especialistas desde 1952

Géneros de punto Fabrés

Especialistas desde 1952

Géneros de punto Fabrés

Especialistas desde 1952

Géneros de punto Fabrés

Especialistas desde 1952

EMPRESA

Géneros de Punto Fabrés fue creada el 1952 por Josep Fabrés Palomer. En cuestión de pocos años se abrió camino en la industria del género de punto, pero no fue hasta el 1976 cuando, con la incorporación de la segunda generación, la empresa se transformó en S.A.

 

Progresivamente, la entidad aumentó su cuota de mercado, ampliando su expansión por todo España, Europa, Norteamérica, Asia y Australia. Este hecho llevó a la compañía a cambiar varias veces de instalaciones, que actualmente están situadas en el polígono industrial Mata-Rocafonda (Mataró), en una de las principales zonas industriales del sector textil.

 

Su larga trayectoria de casi setenta años se ha visto reflejada con el reconocimiento de los clientes al buen producto y servicio de G.P. Fabrés, cosa que lo ha convertido en una de las empresas de referencia a nivel mundial en la fabricación y comercialización de tejidos de punto circular.

 

Su carácter familiar garantiza un trato cercano con los clientes, facilidad en la comunicación, asesoramiento y flexibilidad. Así mismo, la alta calificación de las personas que integran la empresa se transmite en la creatividad de los diseños, la calidad de los tejidos y un excelente servicio global.  

 

Actualmente Géneros de Punto Fabrés está liderada per la tercera generación de la familia y exporta más del 60% de su producción a los cinco continentes.

TECNOLOGIA

Géneros de Punto Fabrés apuesta por la integración de tecnología punta. La incorporación progresiva de máquinas circulares de última generación y la instalación de software especializado para el diseño permiten agilizar el proceso productivo, y así mejorar la calidad tanto en producto como en servicios.

 

Durante todo el proceso de fabricación, el equipo técnico lleva a cabo un exhaustivo control de los tejidos para satisfacer las exigencias de calidad.

 

Las instalaciones de Géneros de Punto Fabrés constan de una nave de más de 4000 m2 diseñada especialmente para responder a las necesidades de funcionalidad que requiere la empresa.